Nuestra Historia

Todo comenzó el 2016 en un largo viaje donde descubrimos nuestro gran amor por la cerveza... en aquel entonces, con pocos conocimientos en elaboración pero con gran pasión por beber buena cerveza, nos preguntamos ¿qué pasaría si hacemos nuestra propia cerveza? y de inmediato apareció una segunda pregunta ¿y el impacto al medioambiente? y desde ahí todo cambió 💥 nos propusimos hacer la primera cerveza orgánica chilena y dedicarnos simplemente a lo que nos apasiona, para un año más tarde comenzar a cocinar nuestras primeras cervecitas ✌.

¿Y por qué orgánicos? El mundo está en constante cambio, y ya lo hemos contaminado demasiado... le debemos una... así que decidimos hacer nuestro mayor esfuerzo, aportar nuestro granito de arena, y generar impacto positivo al utilizar materias primas (maltas y lúpulos) de origen agrícola orgánico, es decir, libres de agroquímicos que contaminen la tierra, y puedan ocasionar algún daño a la salud de las personas.

No fue fácil al comienzo, ser orgánicos es un gran esfuerzo a todo nivel, sobre todo si eres la primera cervecería en hacerlo, pero creemos que nuestra perseverancia, motivación y amor por la cerveza y el medioambiente, han sido claves para nuestro desarrollo, y por cierto, pensar que cada día de cocina es una nueva oportunidad para mejorar y crecer.

Nuestras cervezas cuentan con certificación orgánica, siendo pioneros en Chile en producir cervezas bajo estándares internacionales de producción orgánica, es decir, que las maltas y lúpulos utilizados están libres de agroquímicos como pesticidas, fertilizantes sintéticos, y cualquier agrotóxico. De esta forma, apoyamos directamente la agricultura sustentable del planeta, que tiene múltiples beneficios para disminución de la huella de carbono, y salud de las personas.

Queremos aportar nuestro granito de arena desde nuestra vereda, y ser otro tipo de emprendimiento, de esos que quieren hacer las cosas bien, donde se prioriza el impacto positivo, y se trabaja en función de una economía más circular, donde podamos reutilizar, reducir y reciclar para proteger el medioambiente, combatir el cambio climático y cuidar la salud de ustedes. Es por eso que elegimos ser orgánicos. 

También elegimos regalar el bagazo u orujo de granos de cebada (producto del macerado del grano) a la comunidad de Peñaflor para que se convierta en alimento de animales y compost orgánico, y trabajamos toda nuestra línea de venta con materiales reutilizables o reciclables, nunca utilizamos barriles plásticos, ni tampoco utilizaremos ingredientes de origen animal.

Queremos una sociedad más solidaria y justa, es por eso que hasta el día de hoy aportamos a causas con sentido social y fundaciones sin fines de lucro, como bomberos, cuidado animal, y emprendimiento. Hoy estamos ubicados en Peñaflor, y estamos felices de estar aquí y aportar para el desarrollo local de la comuna.

Estamos para servir a la comunidad y entregar alegría a nuestros clientes, para que sientan en cada botella que destapen o schopito que compartan con sus cercanos, todo el cariño y buena onda que impregnamos en estas cervecitas.

Salud !!! 🍻🔥